jake the dog

Algo cierto es que nadie nace siendo bueno en algo. Partiendo de este punto, puedo decir que hay muchas cosas en las que soy malo (en verdad muy malo) pero en las que he ido mejorando poco a poco con el tiempo para llegar a ser bueno en eso.

Un ejemplo de lo anterior puede ser el uso del programa Excel. Cuando comencé a usarlo en la universidad, para mí solo era un “programita” para hacer tablas y ya. Cuando me di cuenta que era una aplicación mucho más robusta y potente de lo que había pensado, me di cuenta que yo era malo en Excel, en serio, muy malo, no sabía usar tablas dinámicas, fórmulas básicas, macros, listas desplegables, en fin, no sabía nada.

Seguir leyendo