Ingeniandola

Productividad centrada en el Evangelio

Mes: junio 2017

5 Razones por las que tú también deberías dejar de ver Televisión

Televisión

¿Sabías que la televisión tiene una posición especial en muchas de nuestras vidas? Sí, nuestro hogar.

Ella está ahí al alcance de un botón siempre que la necesitamos. Trabaja 24 horas al día sin cansarse. Tiene contenido para nosotros a toda hora y el menú que nos ofrece es muy variado y apetecible a nuestra carne. Su oferta es difícil de despreciar.

John Piper dice en su libro No Desperdicies Tu Vida acerca de la televisión:

La televisión reina por encima de todos los instrumentos de desperdicio de vidas. El problema principal con ella no es cuánta basura muestra, aunque ese sí es un problema. Tan solo la publicidad siembra fértiles semillas de codicia y lujuria, sin importar qué programa estemos viendo. El problema mayor es la banalidad. Una mente alimentada a diario con la televisión se atrofia. (Pág. 133, pos. 1964)

Seguir leyendo

¿Estás ocupado?

estas ocupado

¿Perezoso? Yo no. Estoy ocupado. Me despierto temprano, me voy a dormir tarde. Mi horario está lleno de principio a fin. Me encanta lo que hago y me encanta que las cosas se hagan. Ataco una lista de tareas diarias con la misma intensidad que juego baloncesto. ¿Perezoso yo? ¡No lo creo!

Seguir leyendo

El manejo del tiempo y las prioridades

Prioridades

De niños gozábamos de tiempo en abundancia, parecía que teníamos tiempo de sobra para hacer lo que queríamos, sin embargo a medida que vamos creciendo notamos que el día ya no nos alcanza para nada, como si los días fueran más cortos.

Terminamos utilizando la famosa frase “no tengo tiempo” como excusa para no hacer lo que sabemos que debemos hacer. Es más, creemos que decirlo en estos días resulta aceptable porque los demás van a pensar que somos personas ocupadas y por lo tanto importantes.

Seguir leyendo

La Técnica Pomodoro: qué es y cómo funciona

la técnica pomodoro

Algo que me sucede a menudo es que trato de concentrarme en una tarea específica y acabo queriendo hacer varias al mismo tiempo o distrayéndome en otras cosas menos importantes. Esto se traduce en pérdida de tiempo y postergación de las tareas verdaderamente necesarias.

Hace ya un tiempo descubrí la Técnica Pomodoro la cual puede solucionar lo anteriormente dicho.

Para explicarte un poco a qué me refiero, esta es una técnica creada en la década de los 80 por el italiano Francesco Cirillo quien le otorgó el nombre Pomodoro (“tomate” en español) ya que usaba un temporizador de cocina en forma de tomate para aplicar la técnica.

Es utilizada para mejorar la administración del tiempo evitando cualquier tipo de distracción.

Seguir leyendo