estas ocupado

¿Perezoso? Yo no. Estoy ocupado. Me despierto temprano, me voy a dormir tarde. Mi horario está lleno de principio a fin. Me encanta lo que hago y me encanta que las cosas se hagan. Ataco una lista de tareas diarias con la misma intensidad que juego baloncesto. ¿Perezoso yo? ¡No lo creo!

Seguir leyendo