levantarse temprano

Lo reconozco. No soy de los que les gusta madrugar.

Siempre me he considerado un “búho nocturno” antes que un “gallo madrugador”. Y es que aun después de haber dormido lo suficiente, por alguna razón me cuesta demasiado despertar temprano, sobre todo cuando aún el sol no ha despuntado, los pájaros siguen durmiendo y el frío arrullador de la noche sigue en el ambiente.

Pero, hasta hace un tiempo encontré la solución definitiva que me ha ayudado a levantarme temprano con éxito y en esta ocasión quiero compartirla contigo.

Spoiler alert: No esperes nada del otro mundo, porque en realidad es algo muy sencillo.

Seguir leyendo