startup-photos

Aunque la era digital hoy en día nos evita mucho la interacción física con otras personas, no se puede ignorar que las presentaciones cara a cara son necesarias para todos nosotros, ya sea que las hagas en el colegio, en la universidad, en el trabajo o incluso en un evento familiar grande en el cual debas tomar la palabra. Una buena presentación hace la diferencia, pero recuerda, una presentación no es un conjunto de diapositivas, es cómo hablas, cómo te diriges al público, los gestos que utilizas, las palabras que escoges.

¿Quieres saber más? Lee lo siguiente:

1. Captura primero la atención del público

Inicia con un saludo con voz fuerte y segura, seguido de una buena introducción que llame la atención de manera positiva, de forma que el público se interese por saber el contenido de lo que vas a presentar.

2. Haz contacto visual

No hay nada más incómodo que una persona hablando hacia el techo o sus zapatos. Generalmente el consejo que se da es “escanear” a la audiencia mientras vas hablando de forma que las personas crean que los estás mirando. Este método no lo recomiendo para grupos pequeños ya que al realizarlo tu mirada irá de un lado a otro de forma muy rápida, lo que puede dificultar el establecer una conexión.

Lo que recomiendo es mirar fijamente a miembros de la audiencia mientras hablas e ir cambiando a medida que terminas una oración.

3. Entrega un mensaje no una lectura

Si has asistido a presentaciones, sabrás que un presentador que lee lo que está escrito en las diapositivas palabra por palabra provoca aburrimiento a la audiencia. Entonces aunque tus diapositivas tengan texto, no las leas, más bien explica la idea central con tus palabras de forma que no repitas lo que ya está escrito y puedas hacer aportes significativos al tema principal de la presentación.

Apóyate con notas clave para cada diapositiva sin dejar que nada importante quede por fuera.

4. Usa un lenguaje corporal adecuado

Es muy importante que a la hora de presentar utilices un lenguaje corporal adecuado, es decir, espalda recta, brazos sin entrecruzar, movimientos suaves de las manos, cabeza en dirección a la audiencia. También ayuda mucho el sonreír de vez en cuando y caminar utilizando el espacio disponible.

5. Utiliza bien el tiempo

Algo que muchas veces se deja de lado es el manejo del tiempo. Practica con un cronómetro y verifica que no estés ni muy por debajo, ni muy por encima del tiempo que tienes asignado.

Intenta dejar unos minutos al final para permitir algunas preguntas de parte de la audiencia.

Realizar una presentación puede ser muy difícil. Intenta usar estos consejos y podrás llegar a ser todo un experto a la hora de realizar una presentación.