jake the dog

Algo cierto es que nadie nace siendo bueno en algo. Partiendo de este punto, puedo decir que hay muchas cosas en las que soy malo (en verdad muy malo) pero en las que he ido mejorando poco a poco con el tiempo para llegar a ser bueno en eso.

Un ejemplo de lo anterior puede ser el uso del programa Excel. Cuando comencé a usarlo en la universidad, para mí solo era un “programita” para hacer tablas y ya. Cuando me di cuenta que era una aplicación mucho más robusta y potente de lo que había pensado, me di cuenta que yo era malo en Excel, en serio, muy malo, no sabía usar tablas dinámicas, fórmulas básicas, macros, listas desplegables, en fin, no sabía nada.

En Qué Eres Malo

Aquí tenemos el primer paso para comenzar a ser bueno en algo, identificar que eres malo en eso.

Continuando con mi ejemplo. El ser malo en Excel no me detuvo. Comencé a leer, estudiar, practicar y corregir lo que hacía mal. Al cabo de un tiempo podía hacer muchas cosas en Excel de las cuales ni siquiera sabía que se podían hacer.

Aprende

Quiere decir entonces que el siguiente paso es instruirte de conocimiento leyendo en foros, libros, viendo video tutoriales en YouTube, entre otros. La idea es que empieces a familiarizarte con la nueva información.

Practica

Ahora lo que sigue es algo que de seguro has escuchado, “la práctica hace al maestro”, es decir, practicar, practicar y practicar. Este es el quid del asunto, si no practicas lo aprendido, no mejoras, si no mejoras, difícilmente serás bueno en eso.

¿Eres malo en algo? Yo sí, en muchas cosas, pero ese es el primer paso para comenzar a ser bueno en eso.

Bonus tip:

¿Sabías que el maestro es el que ha fallado más veces que lo que el principiante ha intentado?

Imagen vía Pinterest