Promocion

Hace unas semanas mi hermano habló acerca de qué tan buenas son las promociones haciéndolo desde un punto de vista subjetivo, es decir, a partir de la necesidad que alguien tiene de comprar un producto y no tanto de si la promoción en sí es buena o no.

Pues bien, hoy quiero hablarte sobre el mismo tema pero desde un punto de vista objetivo, algo así como ver la otra cara de la moneda en lo referente a las promociones. Quiero evitar que caigas en el principal error que cometemos al ver un producto con 30%, 50% o hasta 75% OFF, y es juzgar una promoción por el valor de descuento del precio original.

Entonces ¿Cómo saber si una promoción es buena?

Una promoción o descuento es una disminución en el precio original de un artículo. Ahora bien, una buena promoción es cuando existe una disminución sustantiva en el precio ACTUAL del artículo. En otras palabras, debe haber una reducción considerable entre el precio que hoy vale ese producto en el mercado con el precio al cual me lo están vendiendo.

La pérdida de valor

Las cosas (en el 99.99% de los casos) pierden valor con el tiempo. Ellas se desgastan, se dañan o pasan de moda. Si esto no lo sabías lamento informarte que sin importar cuánto lo cuides, el celular que tienes, en algún momento dejará de funcionar o ya no será popular, por lo tanto no valdrá lo mismo que pagaste cuando lo compraste. Esta pérdida de valor se presenta principalmente por los mismos cambios en las tendencias de la moda y el diseño, o el avance de la tecnología.

Si quieres ser uno de los primeros en tener el nuevo iPhone deberás decirle adiós a varios cientos de dólares y hacer una fila casi interminable para llegar a ser de los primeros poseedores de un teléfono de estos. Pero seguramente en un año nadie va a pagar este mismo valor y mucho menos a estar dispuesto a hacer una larga fila. ¿La razón? Ya estará por salir su sucesor, una versión mejorada que hace que el interés en su versión anterior ya no sea el mismo.

La clave de todo esto

Al existir una pérdida de valor de un producto con el tiempo, es importante saber cuál es el valor actual de un producto en el mercado para poder determinar si un 10%, 20% o 30% off es bueno o no. Si esto no lo tienes en cuenta podrías estar pagando lo que vale realmente el producto hoy en el mercado, independientemente que tenga una rebaja llamativa del precio con el que salió originalmente al público.

Alguna recomendaciones

Estas son algunas recomendaciones que he pensado para saber si estás al frente de una buena promoción o no:

  • Compara el precio del producto en promoción con el de sitios en internet como amazon.com, mercadolibre.com o en tiendas físicas que también lo vendan. Esto te ayudará a saber mas o menos cuánto vale el producto actualmente en el mercado.
  • Investiga un poco sobre lo que vas a comprar. Es posible que la reducción de precio sea porque pronto saldrá al mercado algo con mejores características o que esté a la moda.
  • Pregúntate la razón del descuento. Muchas veces las buenas promociones se dan para que el público conozca y use un producto o servicio nuevo, por ejemplo Uber, Cabify o Mercadoni.
  • No te apresures. Aunque las promociones buenas son escasas, eso no significa que debas comprar el producto o servicio en promoción.

La próxima vez que te encuentre con una promoción, recuerda que una buena no depende de qué tanto porcentaje te están rebajando del precio original, sino del precio actual de mercado.