Ingeniandola

Productividad centrada en el Evangelio

Qué es la Disciplina y por qué es Importante para tu Vida

Disciplina

Cuando escuchamos la palabra disciplina, creo que a todos se nos viene a la cabeza algo malo o negativo, como si tuviera alguna relación con una especie de castigo injusto, pero lo cierto es que la disciplina es de gran importancia para nuestra vida, sobre todo a la hora de alcanzar lo que nos proponemos.

Pero ¿qué es la disciplina? Según wikipedia.com: La disciplina significa instruir a una persona o animal a tener un determinado código de conducta u orden”.

Como puedes ver a partir de esta definición, la disciplina no es mala y aunque no es causa de alegría para los que somos ejercitados en ella, está hecha para nuestro bien, para producir buenas cosas en nosotros.

Saliendo de la Zona de Confort

Te voy a poner un ejemplo:

¿Alguna vez has intentado levantarte temprano en la mañana, pero al sonar el despertador lo único que haces es oprimir el botón de “siesta” para seguir durmiendo por 5 minutos más? la verdad es que 5 minutos más no suenan nada mal, pero el problema es que esos 5 minuto se convierten en 30, 40 o más minutos perdidos de estar luchando con querer dormir y levantarte.

Yo también he estado en esa situación, de hecho muchas veces he intentado levantarme al primer timbre de la alarma sin conseguirlo, perdiendo tiempo valioso de las mañanas.

En esa materia necesito ser disciplinado, pero… ¿cómo logro eso? aquí es donde viene la parte un poco incómoda,

  1. Necesito salir de mi zona de confort, que en mi caso es mi dulce y reconfortante cama. Para ello debo colocar mi reloj despertador en una posición distante a mi cama, de tal forma que para apagar la alarma deba levantarme y salir de ella. Otra cosa que me ayuda a salir de mi zona de confort es realizar una actividad como escribir algo en un papel (cualquier cosa) o hacer unas sentadillas para despertarme del todo.
  2. Es importante que te ejercites en esto, tal vez a la primera no lo vas a lograr, pero con persistencia aumentas las posibilidades de conseguirlo.
  3. Las recompensas también ayudan. Recuerdo cuando estaba trabajando en mi tesis de grado junto con mi hermano. Necesitábamos levantarnos temprano para aprovechar al máximo los días y un incentivo era que si lo hacíamos, entonces podíamos jugar Xbox al final del día XD.

Lo anterior puede ser usado para adquirir la disciplina necesaria para alcanzar metas que nos proponemos. ¿Quieres comenzar a ir al gimnasio? Identifica cual es tu zona de confort y planea actividades que te saquen de ella, persiste en eso y date pequeños gustos a medida que vayas avanzando. Al final verás que la disciplina, aunque no nos agrade mucho al principio, producirá buenos frutos en los que somos ejercitados en ella.

2 Comentarios

  1. Me encantó este escrito 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*