Reloj 2

Todavía recuerdo la cara de extrañeza que hizo una compañera de trabajo cuando notó que yo estaba midiendo el tiempo que me gastaba en el autobús para ir desde donde estábamos hasta mi destino. Cuando me preguntó la razón por la que yo hacía tal cosa, mi respuesta fue muy sencilla: “porque necesito saber por cual ruta gasto menos tiempo desplazándome”

Verás, vivo en una ciudad de casi 9 millones de habitantes que carece de sistema de Metro, así que entenderás que los trancones o atascos de vehículos, son el pan de cada día. Deberás saber también que, según estudios realizados, un habitante de esta ciudad gasta en promedio 125 minutos en el tránsito: lo que significan 41 horas mensuales o 500 horas anualmente. Es decir, ¡casi 21 días en un carro o en un autobús cada año!

Ahora entenderás la razón por la que procuro siempre medir el tiempo cuando me subo en un autobús. Necesito saber de manera objetiva cuál es la ruta por donde gasto menos tiempo, y la manera de hacerlo es conociendo el tiempo que me demoro de un lado a otro.

Tomando El Tiempo

La Frase “Lo que no se mide no se puede controlar” es de un señor llamado William Edwards Deming (1900-1993), difusor del concepto de Calidad Total. Sus principios son hoy en día muy utilizados en los sistemas de gestión de calidad de empresas grandes y pequeñas en todo el mundo.

¿Y esto qué tiene que ver con la historia que estaba contando? Pues bien, tiene TODO que ver.

Este principio dice que si quiero controlar algo debo medirlo primero. En un entorno laboral esto es perfectamente lógico, existen decenas de indicadores cuidadosamente diseñados para medir las operaciones y procesos en una empresa y controlar que nada se salga de los estándares definidos.

Lo curioso aquí es que muchos, aunque conocen ampliamente el tema, no ven que la aplicación de este principio a la vida diaria tiene igual o mayor importancia que en el trabajo, ya que nos ayuda a controlar cosas que para nosotros son muy valiosas y al mismo tiempo escasas, como por ejemplo el tiempo. Por esa razón cronometro mis recorridos a casa y a partir de eso puedo tomar decisiones en cuanto a qué ruta tomar o qué medio de transporte usar.

Si para ti el tiempo es un recurso muy valioso, como lo es para mi, te aconsejo que lo empieces a medir para que entonces lo puedas empezar a controlar, de esta forma podrás usarlo de una manera mucho mejor.