5LXBN8H2CQ

Cuando estaba en mis días de estudiante de Ingeniería Industrial (no fue hace mucho, aun estoy en mis 20’s XD), tenía un profesor que le molestaba en exceso escuchar la palabra “problema” cuando uno se refería a alguna situación negativa dentro de una empresa. Inmediatamente corregía al estudiante diciendo que la palabra “problema” no la debería usar, sino más bien “Oportunidad de mejora”.

Esto al principio lo veía como algo sin sentido, ya que el llamar algo de una manera u otra al final de cuentas daba lo mismo, además “oportunidad de mejora” es más largo y uno pierde tiempo si la tiene que usar muy seguido. Sin embargo con el paso del tiempo he cambiado un poco mi pensamiento al respecto, pero no me malinterpreten, no pienso que al llamar todo de manera positiva todo va a mejorar “por arte de magia”, no, me refiero a que cuando pensamos en las dificultades que tenemos día a día, todas ellas son en realidad oportunidades que tenemos para mejorar, para ser mejores, para cambiar lo que estamos haciendo mal y hacerlo bien.

Ahora, cambiar nuestra perspectiva de los problemas no es simplementes llamarlos de manera “diferente”, esto requiere un poco de trabajo y es por eso que aquí te doy unas pautas para hacerlo:

Cómo Convertir los Problemas en Oportunidades de Mejora

Cuando se te presente un problema, en vez de preocuparte y estresarte, piensa primero en estas cosas:

  1. Control de daños: Realiza una evaluación rápida de las consecuencias generadas a partir de la situación y trata de restablecer la situación.
  2. Evalúa las causas raíces: Evaluar las fuentes que generaron el inconveniente nos ayuda a prevenirlo en el futuro. Aquí es importante corregir para que no vuelva a ocurrir el impase.
  3. Plantea soluciones al respecto: Piensa en diferentes formas para solventar la situación de una manera rápida y duradera.

Al principio esto será un proceso lento, pero con el paso del tiempo y al estar ejercitados en estos pasos lo haremos de manera natural y rápida.

Finalmente, sin importar cómo le llames a tus problemas, te invito a dejarlos de ver como problemas y empezar a verlos como lo que son, oportunidades para mejorar.