Ingeniandola

Productividad centrada en el Evangelio

Si quieres ser mejor en algo, entonces esto es para ti

 

Ser Mejor

En algún momento de nuestras vidas a todos nos ha dado el deseo de ponernos en forma, aprender un idioma nuevo o interpretar con experticia un instrumento musical, así que pagamos una membresía de un año en el gimnasio más cercano a nuestra casa, compramos el curso de inglés on-line o una guitarra para aprender a tocarla. Sin saber por qué, llegamos a la conclusión de que esto no era para nosotros y terminamos desistiendo.

Cuando el entusiasmo se acaba.

Hace un tiempo atrás tuve el deseo de mejorar mi nivel de inglés, así que sin pensarlo mucho pagué por una suscripción de un año a un curso en línea.

Al comienzo todo iba de maravilla, estaba entusiasmado de poder mejorar mi inglés y hablarlo de forma más fluida, pero con el tiempo empecé a notar que a medida que ese entusiasmo inicial disminuía, así también las horas que dedicaba por semana lo hacían.

En ese momento recordé un tema que vi hace algún tiempo en la universidad llamado “Ciclo PHVA” también conocido como ciclo de mejoramiento continuo de la calidad o Ciclo Deming por su autor, el cual consiste en Planear, Hacer, Verificar y Actuar con el fin de mejorar procesos de manera continua. Aunque esta es una metodología usada principalmente para sistemas de gestión de la calidad al interior de las organizaciones, me pareció buena idea emplearla para mi objetivo de mejorar mi inglés.

De la teoría a la práctica

A continuación te explico en qué consiste cada etapa:

  • Planear. En esta etapa se busca trazar el mejor camino para llegar a la meta teniendo en cuenta los recursos disponibles. En mi caso el camino a recorrer era ingresar a la plataforma y practicar mucho, mínimo 5 horas a la semana según la recomendación del mismo curso, las cuales debía programar en mi apretada agenda. Aquí te recomiendo detallar adecuadamente el camino a seguir, por ejemplo: “Estudiar inglés lunes – miércoles – viernes de 8pm a 10pm”.
  • Hacer: simplemente ejecuta lo planeado y evita las distracciones a toda costa. En esta parte es muy útil tener un buen lugar para desarrollar la actividad deseada. (Tal vez te interese: Ventajas de un buen lugar de estudio)
  • Verificar: aunque no lo creas, esta etapa es tan importante como las otras. Revisa si lo que estás haciendo se ajusta a lo planeado inicialmente. (Tal vez te interese: Lo que no se mide no se puede controlar). Hazte preguntas como ¿Estoy cumpliendo con el plan trazado en un comienzo? ¿Qué tan alejado estoy de lo que había planeado?
  • Actuar (corregir): si al verificar encuentras grandes diferencias entre lo ejecutado y lo planeado, has los cambios necesarios que te permitan volver al camino trazado inicialmente. Esa es la clave, cambiar, Si no hay cambio, no hay corrección y por lo tanto no habrá mejoramiento. Si eres muy resistente al cambio, mantenerse enfocado en la meta ayuda a disminuir esa resistencia.

Como te dije en un comienzo este es un ciclo de mejoramiento continuo. Un ciclo, porque al llegar a la última actividad, vuelves empezar. De mejoramiento, porque cada vez que haces el ciclo corriges las fallas encontradas. Y continuo, porque siempre puedes ser mejor o hacerlo mejor.

Beneficios de aplicar esta metodología.

Una de las razones por las que amo esta metodología es por su simpleza y fácil aplicación a cualquier actividad, proyecto o meta que queramos alcanzar sea grande o pequeña, desde aprender un nuevo idioma hasta cosas más básicas de la vida como tomar el bus a diario para ir a trabajar. Si aún no me crees, mira en este ejemplo lo que hago cuando voy a trabajar:

  • Planear: Si tengo que estar en la oficina a las 8am, y dado el tráfico y la distancia que debo recorrer, debería salir a las 7:00 am para poder llegar a tiempo.
  • Hacer: Salgo de mi casa a las 7:00 am.
  • Verificar: Al final de la semana, y después de estar saliendo a las 7:00 am, estuve llegando entre 8:03 am y 8:10 am al trabajo.
  • Actuar (Corregir): Empezar a salir más temprano, tipo 6:50am. Repetir ciclo.

Al principio esto será un proceso lento y de mucho pensar, pero con el tiempo se volverá algo natural en tí que incluso lo harás sin darte cuenta de ello, mejorando continuamente.

2 Comentarios

  1. Luisa Fernanda

    Enero 9, 2017 at 11:52 pm

    Éste artículo es de mis favoritos…

    • Felipe Francis

      Enero 14, 2017 at 2:35 am

      Luisa, este también es uno de mis favoritos porque ¡los beneficios de aplicar esta técnica son incontables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*