ingeniandola

Aprovechando bien el tiempo

Por qué deberías tener un lugar de estudio

Lugar de Estudio

Mi hermano y yo recientemente nos hemos puesto a la tarea de organizar un buen lugar de estudio/trabajo en el sitio en donde vivimos (la verdad no sé por qué no lo habíamos hecho antes), y déjame decirte que el cambio ha sido grande. Pasamos de un sofá reclinable en el que nos sentábamos cada uno con su computador a escribir o estudiar, a sillas giratorias y escritorios.

Ni muy cómodo, ni muy incómodo.

Debo confesar que el sofá era muy cómodo, de hecho demasiado cómodo para ejecutar una actividad como la de estudiar o escribir en este blog (a veces me agarraba el sueño después de pasar algunos minutos allí). En cambio una silla giratoria, con sus respectivos descansabrazos y apoyo lumbar, hace que el cuerpo entienda que esa es una posición para trabajar y no para descansar o echarse una siestecita. (Esta es la misma razón por la que nunca deberías estudiar acostado en tu cama).

Un lugar de estudio adecuado

Tener un sitio en donde todo está dispuesto para llevar a cabo una actividad es una ventaja enorme con respecto a uno en donde primero debes arreglar todo para poder hacer la misma actividad. El primero te dice “¡hazlo ya!” y el segundo te dice algo así como “primero haz esto… luego aquello… y entonces podrás empezar”.

Al minimizar el número de pasos que requieres para realizar una actividad, aumentas la probabilidad de hacerla. Por ejemplo, cuando estaba aprendiendo a tocar piano (teclados), cada vez que quería practicar debía:

  1. Ir por el piano al closet donde lo tenía guardado
  2. Sacarlo del estuche
  3. Colocarlo sobre una mesa desocupada de la sala,
  4. Si la mesa no estaba desocupada, desocuparla,
  5. Finalmente, empezar a practicar.

Esos eran cuatro pasos que debía hacer antes de llevar a cabo la acción de practicar el instrumento, que es la que más me interesaba. Al tener varios pasos precediendo la actividad principal, entenderás que muchas veces no lo hacía por cualquier excusa que pasara por mi mente en ese momento.

Ahora, si por el contrario cada vez que quiero practicar simplemente voy a mi cuarto y me siento en una silla en donde al frente tengo el piano, tendría que hacer lo siguiente:

  1. Sentarme a practicar,
  2. No hay paso n°2, únicamente sentarme a practicar.

La diferencia del primer escenario con el segundo pueden ser solo entre 20 – 30 segundos menos, pero ese simple cambio hace que aumente la probabilidad de realizar la actividad planeada.

Menos pasos, más productividad

Tener un sitio adecuado para estudiar o trabajar te ayuda a reducir los pasos o la distancia entre lo que quieres hacer (lo importante) y lo que estás haciendo, aumentando así tu productividad.

Esperamos poder compartir más adelante los cambios en nuestro lugar de estudio/trabajo y así animarte a hacerlo también.

2 Comentarios

  1. Hacia ya un tiempo, compré un escritorio que marcó una gran diferencia y efectividad en los estudios, aparte que me brinda la comodidad de tener los diferente libros a la mano que voy a necesitar para hacer diferentes consultas.

    • Moises Francis

      Enero 1, 2017 at 2:21 am

      Así es Jeffrey, marca una gran diferencia. Pronto publicaremos un post mostrando los resultados que hemos tenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2017 ingeniandola

Tema por Anders NorenArriba ↑